Días de fiesta

8 tips para sobrevivir a las festividades caóticas

 

Diciembre-enero es una temporada en la que muchos tenemos la oportunidad de reencontrarnos con personas que no vemos desde hace tiempo, sean familiares o amigos; las convivencias son intencionadas, y con la familia, en ocasiones, las conversaciones incómodas sobre alguna temática de la vida cotidiana pueden tornarse en tensión e incomodidad, al grado de volver las cenas de cada festividad en un campo de batalla. Estas situaciones pueden no ser tan extremas e incómodas, pero siempre es mejor generar un ambiente de armonía y respeto.

En este artículo te proponemos 8 consejos para prepararte y que podrás poner en práctica para hacer de esas conversaciones, o discusiones incómodas en estas fechas, una oportunidad de mostrar el carácter de Cristo a través de tu vida.

1. Ten la perspectiva correcta

Lo que dice la Biblia:

“No sean egoístas; no traten de impresionar a nadie. Sean humildes, es decir, considerando a los demás como mejores que ustedes.” Filipenses 2:3

Por qué es importante:

Mantén consciencia de que todos tenemos diferentes perspectivas, formas de expresarnos, de mostrar amor, y de igual manera todos cometemos errores (al querer darnos a entender, actuar, etc.).

No quieras que todos se adapten a ti y tus formas, sé recíproco. Todos somos diferentes, no dejes que esos detalles existentes te quiten la paz.

2. Respeta a los demás

Lo que dice la Biblia:

“Sean siempre humildes y amables. Sean pacientes unos con otros y tolérense las faltas por amor.” (Efesios 4:2)

Por qué es importante:

El respeto no es sinónimo de “aprobación”. Respetar implica valorar, apreciar y disfrutar el “ser” de las personas, lo que intentan hacer y la manera en la cual se muestran a ti. Respeta los diferentes puntos de vista.

3. Responde siempre en amor

Lo que dice la Biblia:

“Que sus conversaciones sean cordiales y agradables, a fin de que ustedes tengan la respuesta adecuada para cada persona.” (Colosenses 4:6 NTV)

“La respuesta apacible desvía el enojo, pero las palabras ásperas encienden los ánimos.” (Proverbios 15:1 NTV)

Por qué es importante:

No todos los comentarios o conversaciones son de nuestro agrado. Pero todos podemos elegir cómo respondemos y qué actitud traemos a la conversación. Recuerda que la mayor parte de nuestra comunicación es no verbal. ¡Nuestras actitudes cuentan!

 

4. Ten una actitud colaborativa

Lo que dice la Biblia:

“Pero entre ustedes será diferente. El que quiera ser líder entre ustedes deberá ser sirviente” (Mateo 20:26) 

Por qué es importante:

Recuerda que servir a otros es un privilegio y un acto de amor, Jesús mismo, cuando vino a este mundo, sirvió a otros. 

Tanto si eres el anfitrión de la reunión, como si eres un invitado, no te olvides de tener una actitud dispuesta a ayudar, servir o apoyar las necesidades de otros. Muchos problemas pueden surgir por la sobrecarga de tareas sobre una persona.

5. Sé agradecido

Lo que dice la Biblia:

“Y que la paz que viene de Cristo gobierne en sus corazones. Pues, como miembros de un mismo cuerpo, ustedes son llamados a vivir en paz. Y sean siempre agradecidos.” (Colosenses 3:15 NTV)

Por qué es importante:

Agradece el esfuerzo que todos hacen para estar presentes, para cocinar, contar historias, etc. Si alguien quiere opinar sobre tu vida en alguna de esas “conversaciones incómodas”, escucha con atención el comentario (mientras respiras…). Puedes concluir el diálogo con un "Gracias, lo consideraré"... Toma lo que tengas que tomar de la conversación, reconoce lo que es verdad y crece, puedes darte tiempo para ello.

6. Inspira a otros

Lo que dice la Biblia:

“De la misma manera, dejen que sus buenas acciones brillen a la vista de todos, para que todos alaben a su Padre celestial.” (Mateo 5:16 NTV)

Por qué es importante:

Lleva con tu actitud un ambiente de paz, armonía y amor. Enseña por medio de hechos y no necesariamente con palabras. 

Tu forma de actuar ante las cosas que todos saben que te incomodan, son momentos clave en los que tu familia puede mirar un cambio de actitud en ti, lo cual puede llevarles a querer saber cuál fue la fuente de tu cambio. Anima a quienes te rodean a hacer contigo los aspectos anteriores.

7. Respira y enfócate.

Lo que dice la Biblia:

“Los necios dan rienda suelta a su enojo, pero los sabios calladamente lo controlan”. (Proverbios 29:11)

Por qué es importante:

Realizar respiraciones lentas y profundas te ayudará a tener un pensamiento más claro y a disminuir el estrés que puedas estar pasando.  

Date un momento para apartarte de la situación difícil, respira tranquila y profundamente, analiza y ora, de este modo también podrás prevenir continuar hacia un enojo. 

8. Ora

Lo que dice la Biblia:

“No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho. Así experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús.” (Filipenses 4:6-7, NTV)

Por qué es importante:

Ora con días de anticipación. Ora a Dios pidiendo por la reunión, por ti y las personas que asistirán; puedes pedir que les permita disfrutar en familia ese tiempo, que sus actitudes y emociones puedan ser las adecuadas.

Los momentos no ocurren dos veces de la misma manera. Permítete disfrutar de estas festividades en familia, recordando juntos el nacimiento de Cristo y todo lo que su historia representa para la humanidad. 

Si tienes otros tips compártelos en los comentarios, pueden ser de mucha ayuda para la comunidad y si vienes del futuro comenta si las que mencionamos fueron útiles ¿que harías diferente?.

©2024 Cru. todos los derechos reservados.