Provisión
Crecimiento espiritual

Cómo ver la provisión de Dios en momentos difíciles

Ahí donde estas, Dios provee


Imagina que formas parte de un pueblo, un pueblo singularmente especial, el pueblo de Dios un pueblo que se supone, Dios cuide, provea, guíe y multiplique, sin embargo, por la dureza de tu corazón y la de tu pueblo tu ciudad es destruida y eres llevado cautivo a una de las ciudades más malvadas que podrían existir en este tiempo

Pues esto fue lo que le pasó al pueblo de Dios hace 2500 años atrás, los judíos exiliados de Jerusalén se ganaban la vida a duras penas en Babilonia, sin duda algunos recordaban cómo el rey Nabucodonosor había situado Jerusalén en el año 605 A.C. y se había llevado algunos de los jóvenes más inteligentes de Jerusalen al exilio y luego otras tropas babilónicas transportaron a más judíos de Judá a Babilonia y destruyeron Jerusalén 

Jeremías 29:1-11

Video

Dios causó estos hechos porque amaba tanto su pueblo que no quería abandonarlos en sus tres lesiones, se valió de sus penurias para disciplinarlos y enseñarles a que obedecieran, Él sabía que solo así el pueblo podía hallar una esperanza verdadera y una vida con propósito                   

Quizás hoy en día tus circunstancias, el lugar en el que te encuentras y lo que está pasando a tu alrededor, no son las más favorables sin embargo lo que le pasó al pueblo judío, aunque parezca lo contrario, es un mensaje lleno de esperanza, pues Dios dio inusuales palabras de aliento a través del profeta Jeremías que requerían el ejercicio de la fe en Dios de parte de aquellos que había colocado en una situación muy complicada que quizás puede ser la tuya, Él les pidió que hicieran algo sin precedentes en la historia.

Es por eso que el día de hoy te dejo unos pasos prácticos que puedes llevar a cabo si te encuentras en una situación complicada en la que necesites esperanza y ver la provisión de Dios 

 

1 Dios no te está castigando ni se goza en tu sufrimiento


 

Debemos recordar que para los que hemos sido redimidos, el castigo que merecíamos por nuestra vida pasada y por nuestra vida futura ha sido ya descargado sobre la cruz, en Jesús y que Dios en ningún momento desea vernos sufrir, sin embargo, el sufrimiento es, muchas veces, la bocina que Dios usa para hablar a nuestras vidas acerca de algo en específico, el sufrimiento nos forja, nos enseña, nos disciplina y nos regresa de nuestro desalineado camino al camino de Dios en muchas ocasiones.

Dios utiliza cosas que nosotros jamás nos imaginaríamos para disciplinarnos y hacernos avanzar en nuestra santidad.

'Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis. '

Jeremías 29:11

https://www2.bible.com/bible/149/JER.29.11

En el caso del pueblo de Dios, Él usó una de las naciones más impías en todo el mundo para poder enseñarles que Él quería que lo buscarán de todo corazón. Dios En ningún momento se agradaba de las cosas que estaba haciendo Babilonia sin embargo, tomó algo del mundo como herramienta para moldear a su pueblo 

 

2 Cuídate de las falsas voces

Cuando nos encontramos en un proceso de disciplina de parte de Dios muchas veces nuestro deseo natural es querer salir de ahí lo antes posible y dentro de esa desesperación podemos empezar a escuchar voces que Dios no ha mandado. El pueblo de Dios en estos versículos tenía profetas falsos en medio de ellos que fantaseaban con soluciones que Dios jamás había provisto a su pueblo y este puede ser tu caso también, voces que pueden estarte diciendo cosas falsas, algunas de ellas pueden ser:

 

Dios ya te abandonó

No eres digno y Jesús no te perdonará por esto

Dios jamás te va a sacar de la situación en la que te encuentras

Tus oraciones no son escuchadas 

Si hicieras algo malo aunque sea por corto tiempo, algo que te ayudará a salir de tu situación rápido, estaría bien.

'Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis. Porque así ha dicho Jehová de los ejércitos, Dios de Israel: No os engañen vuestros profetas que están entre vosotros, ni vuestros adivinos; ni atendáis a los sueños que soñáis. Porque falsamente os profetizan ellos en mi nombre; no los envié, ha dicho Jehová. '

Jeremías 29:8-9,11

https://www2.bible.com/bible/149/JER.29.8-9,11

 

3 Escucha su palabra 

Caso contrario al punto anterior, una cosa que debes hacer en este momento difícil en el que te encuentras, es escuchar su palabra, presentar con acciones de Gracias ante Él tus peticiones y mantenerte expectante de lo que Él va a hacer en tu vida.

Dios pidió en estos versículos al pueblo de Israel hacer algo sin precedentes, en la historia hasta ese momento, Dios podría pedirte que hicieras algo igual, por eso es importante que mantengas tu oído atento a lo que Dios tiene que decirte a través de su palabra que es la autoridad máxima en la vida de todo creyente.

Si necesitas ayuda para aprender a analizar pasajes de la escritura, te dejamos el siguiente enlace. 

https://www.cru.org/mx/es/crecer-y-equipar/crecimiento-espiritual/devocionales/how-to-study-a-passage-of-scripture.html

 

4 Estar dispuesto a obedecer

Sí analizamos las escrituras lo que Dios pidió a su pueblo, en ese momento fue algo  que para ellos era culturalmente muy difícil de hacer; muy probablemente el pueblo tenía sentimientos encontrados, se cuestionaba y dudaba, nosotros no somos muy diferentes a ese pueblo, cuando Dios habla de manera específica y nos manda a obedecer nos está llamando a un proceso que va en contra de nuestra carne, pero en dirección a un crecimiento espiritual. 

 

'Así ha dicho Jehová de los ejércitos, Dios de Israel, a todos los de la cautividad que hice transportar de Jerusalén a Babilonia: Edificad casas, y habitadlas; y plantad huertos, y comed del fruto de ellos. Casaos, y engendrad hijos e hijas; dad mujeres a vuestros hijos, y dad maridos a vuestras hijas, para que tengan hijos e hijas; y multiplicaos ahí, y no os disminuyáis. Y procurad la paz de la ciudad a la cual os hice transportar, y rogad por ella a Jehová; porque en su paz tendréis vosotros paz. '

Jeremías 29:4-7

https://www2.bible.com/bible/149/JER.29.4-7

 

5 Aprende a esperar

Quizás no eres alguien paciente, pero todos los creyentes deberíamos tener lista o una habitación llamada “espera”. Una habitación que invariablemente debe tener un sillón para dos, tú y Dios. Ocasionalmente sillas plegables por si alguien desea sumarse.

Dios llamó a su pueblo a esperar 70 años. Quizás tú no eres alguien paciente o que le guste esperar, sin embargo lo maravilloso de Dios es que, Él es Dios a pesar de nosotros y sabe el tiempo exacto que necesitamos pasar en esa prueba en la que Él nos ha colocado para poder salir de ahí mejor que como entramos.

Dios provee soluciones y recursos a aquellos que están dispuestos a permanecer cerca de Él, atentos a Él, a obedecerlo a Él y a esperar en Él y estoy seguro que cual sea la situación por la que estás pasando hay un propósito eterno dentro de ella. 

 

Si deseas puedes hacer clic en el botón de “contacta con nosotros” para que alguien te acompañe en tu caminar espiritual a través de la circunstancia en la que te encuentras o ir a yoenfrento.com y solicitar hablar con un mentor.

Lo que sea que estés pasando recuerda, Dios provee, hay esperanza.


 

Juan Jesús Bustos Rivera

Estrategias Digitales y Comunicaciones México

Querétaro, México

   JuanJesusBustosRivera

   @red_neo

   @red_neo

  jesus.bustos@cru.org

 

Previous Story

¿Satisfecho?

©1994-2022 Cru. todos los derechos reservados.