Citas

Dos preguntas esenciales para parejas cristianas en noviazgo

Shelby Abbott July 1, 2016

Muchas personas tienden a pensar que una relación de pareja cristiana es aburrida o carece de aventura.

Y aunque puede haber muchos ejemplos que alimenten este estereotipo, eso no significa que tu vida tenga que ser así.

Si tienes la impresión de que Jesús quiere que te ajustes a algún molde ridículo que le quite la diversión a tu vida amorosa, es hora de reconsiderar quién es Jesús y empezar a formar una mentalidad renovada sobre cuáles son sus deseos para tu vida.

Él quiere que disfrutes al máximo de tus citas y que comiences a sentar las bases fundamentales ahora para que puedas construir sobre ellas a medida que avanza el tiempo en tu relación de pareja.

Dar forma a esa base es crítico, aquí hay dos preguntas útiles que deberíamos hacernos antes de que una relación comience a crecer espontáneamente.

¿Van en la misma dirección?

Si la persona con la que sales parece estar yendo en una dirección diferente a la tuya en cualquier aspecto, puede pasar un tiempo al principio en el que puedas ignorarlo, pero a medida que las diferencias se vuelven más evidentes o llamativas, eventualmente la tensión comienza a aumentar dramáticamente. Y cuanto más lejos estén cuando ocurra la ruptura, más dolorosa será porque han estado juntos por más tiempo.

"¿Vamos en la misma dirección?" es una pregunta extremadamente importante. Cuando sales con alguien, esto es una de las primeras cosas que debes considerar. Evitarás mucho dolor futuro si eres lo suficientemente honesto como para abordar los problemas potencialmente terminantes de la relación ahora en lugar de después.

Por supuesto, esto es especialmente importante en el aspecto espiritual de tu relación. He conocido y hablado con muchas personas que han comprometido y decidido conformarse con alguien que simplemente no está al mismo nivel que ellos en su caminar con Dios, y una y otra vez ha sido una receta para un desastre en la relación. Lamentablemente, los cristianos son consistentemente culpables de compromisos en esta área.

Independientemente de la situación, cuando un cristiano se compromete y se conforma con alguien que no tiene pasión por Jesús, tiempos espirituales difíciles están por venir. Si van en direcciones espirituales opuestas, puede ser muy dañino/doloroso para ambas partes involucradas si no se aborda temprano.

Un cristiano que desea una relación sana y fructífera con Dios no tiene nada que hacer saliendo con alguien a quien no le importa seguir a Cristo de todo corazón.

¿Hay personas piadosas a tu alrededor?

La vida cristiana siempre está destinada a experimentarse en el contexto de la comunidad y la comunión con otros creyentes, y una pareja nunca debería salir en aislamiento.

Cuando comenzamos a separarnos o a alejarnos del grupo, por así decirlo, una serie de malas consecuencias comienzan a infiltrarse en nuestras vidas. Nuestros tres enemigos: el mundo, la naturaleza pecaminosa o "carne", y el Diablo, pueden fácilmente encontrar un punto de apoyo e influir en nuestra toma de decisiones de manera negativa.

Sin embargo, si involucramos proactivamente a otros creyentes compasivos en nuestras vidas, a menudo pueden detectar áreas donde podríamos estar inclinados a comprometernos y sucumbir a la tentación.

Para las parejas que salen, el impulso de aislarse surge con frecuencia y puede ser tentador cortar a otras personas, pero nunca es una buena idea buscar el aislamiento cuando estás saliendo con alguien. Sacar a otros amigos o familiares importantes de tus esfuerzos románticos propaga todo tipo de cosas pecaminosas.

Necesitas personas piadosas en tu vida para darte equilibrio y perspectiva. Necesitas opiniones de individuos más sabios que tú. Si quieres que tu relación experimente salud en todos los niveles, no puedes salir en un vacío, desprovisto de otros.

No estoy diciendo que tu relación de pareja sea, de hecho, asunto de todos los demás hasta el punto de que demasiadas personas te estén dando consejos no solicitados sobre cada pequeño detalle de tu vida. Eso sería extremo. Estoy diciendo que debes involucrar a las personas piadosas en las que más confíes. El tipo de personas que te harán las preguntas difíciles sobre cómo mantener la salud espiritual de tu relación.

A los hombres se les debería preguntar si están guiando a su novia hacia Jesús y sirviéndola de manera sacrificada. A las mujeres se les debería preguntar si están señalando a su novio hacia Cristo y animándolo a estar enamorado de su Salvador.

Sin este tipo de preguntas, las motivaciones comienzan a deslizarse, las guardias bajan y el atractivo hipnotizante del pecado puede entrar rápidamente y envenenar una relación de pareja piadosa.

Una pareja en aislamiento es una pareja en peligro, así que rodéate de hombres y mujeres piadosos que se preocupen por ti y por Jesús.

Si lo haces, estarás sentando el tipo correcto de bloques de construcción que dan forma a una base, trayendo honor al Señor.

 

 

Adaptado del libro de Shelby, I am a Tool to Help with your Dating Life.

 

Nos encantaría escuchar de ti, contáctanos a través de nuestro chat en la parte inferior de tu pantalla

©2024 Cru. todos los derechos reservados.