Ciudades Transformadas

Una súplica para los ministerios para-eclesiásticos

 

Una Súplica para los ministerios Para-Eclesiásticos

(Jim Davis)

Hace poco escuché a un pastor que hablaba sobre cómo debemos terminar con los ministerios para-eclesiásticos.  Él hablaba específicamente sobre la necesidad de reemplazar los ministerios universitarios de su universidad local, con un ministerio interno de su iglesia y así alcanzar a los estudiantes.  ¿Su razonamiento?: Esta clase de alcance organizado es responsabilidad de la iglesia local.

Sin embargo, me pareció extraño que al mismo tiempo se jactara de un título que está recibiendo de un seminario que también es una organización para-eclesiástica. ¿El ministerio de desarrollo teológico no fue dado a la iglesia también?

Comentarios así son, mínimamente, mal dirigidos y peor aún, hipócritas.  Si termináramos con los grupos para-eclesiásticos, perderíamos los ministerios universitarios más efectivos alrededor del país, Seminarios como RTS o Westminster, organizaciones de plantación de iglesias como Acts29 y Redeemer City to City, editoriales como Crossway, organizaciones de construcción de iglesias como The Gospel Coalition (Coalición por el Evangelio), Together For The Gospel, Desiring God y 9Marks, y ministerios como Family Life que lleva el evangelio a los matrimonios.

Recuerdo vívidamente que el Señor abrió mis ojos al valor de la iglesia local mientras leía un libro en un hotel en Italia en 2007. Yo, como muchos otros, celoso por este nuevo amor encontrado de la iglesia local, permití que el péndulo se balanceara demasiado, y perdí de vista el valor de los grupos para-eclesiásticos.

El péndulo ya ha vuelto hacia un punto medio y quisiera presentar mi caso a favor de los ministerios para-eclesiásticos.

Definición de los Para-Eclesiásticos

La palabra “para” en griego tiene varios significados. Es un prefijo que generalmente significa "en o hacia un lado, al lado o al lado del otro". Obtenemos palabras como párrafo y paralelas de esta palabra. Del mismo modo, para-eclesiástica simplemente significa junto a la iglesia. No significa autónomo de la iglesia, sino trabajar junto a la iglesia para ayudarla a cumplir su misión.

 

Ellas tienen fuertes raíces históricas (y tal vez bíblicas)

Ralph Winter, el gran misiólogo estadounidense, rastrea la para-eclesiástica hasta el siglo primero e incluso hasta el mismo apóstol Pablo. Winter afirma que siempre ha habido dos ramas de la obra de Dios para llevar el evangelio al mundo: modalidades y sodalidades.

"... una modalidad es una compañía estructurada en la cual no hay distinción de sexo o edad, mientras que una sodalidad es una compañía estructurada en la cual la membresía involucra una segunda decisión adulta más allá de la membresía de la modalidad, y está limitada por edad, sexo o estado civil. En el uso de estos términos, tanto la denominación como la congregación local son modalidades, mientras que una agencia misionera o un club de hombres local son sodalidades ".

Jared Wilson dice "mientras haya habido la iglesia, parece haber alguna forma de para-eclesiástica". Vinieron en forma de órdenes monásticas que llevaron el evangelio al norte de Europa, innumerables organizaciones misioneras, organizaciones de plantación de iglesias, seminarios y , según Winter, incluso la Asamblea de Westminster, ya que estaba compuesta por múltiples grupos denominacionales.

¿Se prescribe la organización para-eclesiástica en la Biblia? No, pero tampoco lo son los abogados, seminarios u hospitales cristianos. No tiene que ser prescrito para tener sentido común santificado. Sin embargo, la mayoría está de acuerdo en que vemos las semillas de la para-eclesiástica en el ministerio de Pedro a los dispersos y el ministerio de Pablo a los pobres en Jerusalén.

Facilitan el trabajo interdenominacional

Las para-eclesiásticas nos dan la oportunidad de trabajar a través de líneas denominacionales para el bien mayor del evangelio. Podemos estar en desacuerdo sobre el bautismo y el gobierno de la iglesia, pero podemos estar de acuerdo en la necesidad de que el evangelio avance.

Vemos este éxito interdenominacional en organizaciones como InterVarsity, The Gospel Coalition (Coalición por el Evangelio), Acts 29, YoungLife y Fellowship of Christian Athletes (FCA), por nombrar algunos. Probablemente, sin embargo, ninguno ha tenido un mayor impacto en los últimos 50 años que Cru (anteriormente Cruzada Estudiantil y Profesional para Cristo).

Como pastor, puedo sentarme con nuevos miembros y escuchar su historia de fe. Uno de los estribillos más repetidos en estas reuniones es cómo el Señor usó Cru durante sus años universitarios para acercarlos a Él. El éxito de Cru simplemente no podría haber sucedido sin el apoyo interdenominacional que ha disfrutado durante todas estas décadas.

Tienen un enfoque tipo láser

Pueden enfocarse en un grupo demográfico de una manera que la iglesia rara vez puede hacerlo. Pueden convertirse en expertos en grupos como estudiantes, internacionales, millenials y jóvenes y pueden convertirse en expertos en tareas como educación, capacitación y plantación de iglesias. La organización para-eclesiástica puede enfocar su tiempo y recursos a un fin específico y ver frutos que la iglesia, con todas sus otras responsabilidades, generalmente no puede.

Avanzan la agenda de la iglesia

Es irónico que las personas en la iglesia clamen contra las para-eclesiásticas mientras las para-eclesiásticas avanzan la agenda de la iglesia. ¿Te enojarías si alguien promocionara tu negocio fuera de tu control directo?

El apóstol Pablo se enfrentó a personas que compartían el evangelio en un esfuerzo por causarle problemas deliberadamente y ¿cuál fue su respuesta? ¡A quién le importa mientras el evangelio avance! (Filipenses 1:15-18)

El éxito de la para-eclesiástica, desafortunadamente, ha provocado celos y un deseo de control en algunas iglesias. En nuestra iglesia, disfrutamos de dulces alianzas con Cru, Young Life y The International Guest House (un ministerio dirigido a estudiantes internacionales en Oxford) que le dan a nuestra iglesia un alcance evangelístico en nuestro contexto que NUNCA tendríamos de otra manera. Estas organizaciones están avanzando en nuestra agenda y estamos profundamente comprometidos a verlas prosperar.

Mantienen a la iglesia en curso

La iglesia se ha desviado muchas veces durante su vida. Nos hemos desviado teológicamente y hemos dejado ir partes vitales de nuestra misión. ¿Y sabes lo que el Señor solía usar para volver a encarrilarnos? Las para-eclesiásticas. Ralph Winter los llama "estructuras renovadas organizadas" y lo explica así:

“...la sodalidad, como fue recreada una y otra vez por diferentes líderes, fue casi siempre el motor principal estructural, la fuente de inspiración y renovación que se desbordó en el papado y creó los movimientos de reforma que bendecían el cristianismo diocesano de vez en cuando ".

Son una señal de la bendición de Dios

Kevin DeYoung y Ryan Kelly presentan bien este caso aquí. La iglesia crece cuando Dios la bendice y cada gran expansión de la iglesia ha sido acompañada por una gran expansión de la para-eclesiástica. A medida que Dios bendice a la iglesia, el Espíritu Santo mueve a las personas para que actúen sobre llamamientos evangélicos muy específicos que se convierten en actividades de para-eclesiásticas. Cuando esto sucede, la iglesia crece.

Dos precauciones finales

A las para-eclesiásticas: creo que una de las principales razones por las cuales las iglesias son escépticas es la tendencia de la para-eclesiástica a operar de manera completamente independiente de la iglesia. En palabras de Jon Saunders, la para-eclesiástica existe para ayudar a la iglesia, no para reemplazarla.

Cuando trabajé con Cru, un pastor y buen amigo me dijo que el personal de Cru eran grandes evangelistas y malos miembros de la iglesia. Mientras vives tu llamado, no prives a la iglesia de la bendición de tus dones y ministerio. Se un miembro saludable de una iglesia local y asegúrate de que todo el fruto de tu ministerio se conecte a la iglesia también. Tienes mucho que ofrecer a la iglesia y la iglesia tiene mucho que ofrecerte.

A la iglesia: no les estoy disuadiendo de perfeccionar sus habilidades y apuntar a datos demográficos específicos. La Iglesia Reformada Universitaria es un gran ejemplo de un ministerio organizado por la iglesia en el campus. Pero no están en contra de las actividades para-eclesiásticas. Simplemente digo que no reprima la para-eclesiástica, anímenla. Sean lo suficientemente humildes como para admitir lo que ellos traen a la mesa.

Pastor, ¿de quién es el reino que estamos edificando? Si es el reino de su iglesia local o, peor aún, su nombre, querrá vencer a la para-eclesiástica y ambos perderán. Si está trabajando para hacer crecer el Reino de Dios, se alegrará de que cualquiera esté dispuesto a trabajar junto a usted.

Trabajemos juntos para edificar El Reino, no nuestros reinos.

PUBLICADO ORIGINALMENTE POR JIM DAVIS EN GRACE APPLIED. TRADUCIDO POR EQUIPO DE CRU EN ARGENTINA.


Jim Davis sirve como pastor de enseñanza en Orlando Grace Church. Él y su esposa, Angela, hablan en las conferencias matrimoniales de Family Life “Weekend to Remember”. Jim recibió su MDiv en el Seminario Teológico Reformado en Orlando.

Previous Story

Carta Abierta

©1994-2019 Cru. All Rights Reserved.